Les cobraron 2 mil pesos una picada, compartieron el ticket y la dueña les contestó

Un grupo de turistas difundió los precios excesivos de un restaurante en Villa Carlos Paz y una de las duñas no dudó en salir a defenderse

La publicación de un grupo de amigos cordobeses generó múltiples respuestas en las redes sociales. El hecho ocurrió el miércoles por la noche en Villa Carlos Paz, Córdoba, en donde dos parejas que se encontraban de vacaciones planificaron ir a ver una obra de teatro. “Llegamos temprano y para hacer tiempo nos sentamos en una mesa de un bar de la peatonal”, señaló María José Nieto, una de las involucradas.

“Vino el mozo, le pedimos la carta y nos dijo que no tenían. Inmediatamente nos preguntó qué queríamos comer y le pedimos una picada para cuatro, dos limonadas, un chopp y un fernet”, indicó Nieto, en diálogo con ElDoce.tv.

La mujer que se dedica a la gastronomía –posee una cuenta de Instagram con miles de seguidores– utilizó las redes sociales para compartir el ticket de la picada, la cual aseguró que “tenía el tamaño de los platos de café, que estaban servidos y eran cinco cazuelitas. En el ticket figura que sale $2.050”, agregó. En total, toda la cuenta les costó $3.450.

“No lo podíamos creer. Uno está acostumbrado a hacer una picadita con amigos y jamás supera esa cifra, es realmente sorprendente. Nosotros pedimos la carta y no tenían. Le solicitamos al chico que nos hiciera algo rápido y sencillo para cuatro. Cuando vas a distenderte a un lugar así no lo pedís”, indicó Nieto.

En el desglose de la cuenta se distingue que el restaurante cobró $2.050 la picada, $500 el fernet, $300 cada chopp de cerveza y $300 cada limonada.

Al ser compartida en las redes sociales, los usuarios se indignaron con el lugar y con el precio total de la cuenta. Otro grupo le recriminó a Nieto no haber preguntado previamente cuál era el costo de la picada.

“Me da mucha bronca que se aprovechen así de la gente. Es una vergüenza. Nosotros reconocemos que cometimos el error de no insistir por la carta ni preguntar los precios, pero no es para que se abusen así de los turistas. Nosotros no volvemos más”, cuestionó la mujer.

Y completó: “No pedimos explicaciones. Cuando me dijeron el precio nos quedamos helados y pensé en pedir el ticket para saber qué nos cobraron. Decidí no decir nada en el momento, pero cuando sentí que me habían robado… El show no lo disfruté por el malestar que sentía. Estas cosas no están bien”.

Luego de que el ticket y la historia de los turistas se volviera viral, Camila Cherara, una dueña del bar, hizo un descargo en sus redes sociales. “Plena 9 de Julio, en la vereda peatonal de Villa Carlos Paz, no sé qué pretenden”, escribió, en defensa de su lista de precios.

La joven sin ánimos de disculparse, aconsejó que “pidan la carta” antes de ordenar. “No se sienten a comer haciéndose los no sé qué y cuando llega la cuenta se agarran la cabeza”, escribió.

Por último, con un fuerte tono de burla, expresó: “Sigan hablando, sigan escrachando, que yo ya estoy preparando las vacas para marzo. Nos vemos, barats”.

Comentarios