Fue multado por vender ropa y libros usados y ahora ofrece “falopa”

Un comerciante de Capitán Bermúdez se indignó por un acta que le labraron inspectores municipales porque promocionaba sus ventas a través de pizarrones dispuestos en la vereda.

En este caso, se tarta de General Ramos, una tienda de artículos de colección, que intentaba llamar la atención de los clientes con cartelones escritos con tiza y a mano: “Feria Americana, revistas, libros, antigüedades, objetos varios”, decía, por caso, uno de ellos.

Decía porque el dueño de General Ramos, según relató en su cuenta de Facebook, tuvo que sacar los carteles por utilizar indebidamente (sin pedido de permiso) el espacio de dominio público.

Ante tal situación y a fin de no volver a tener problemas, decidió volcarse a un rubro en el que, según analiza, pasará desapercibido, pues entiende que a pesar de tanta competencia, prospera muy bien en la ciudad y nadie se mete.

“Se nota que vender libros, discos y juguetes molesta, y como no quiero problemas y me gusta trabajar tranquilo, decidí cambiar las consignas por «actividades» que pasan más desapercibidas en la ciudad”, explicó.

Así, los nuevos carteles plantean la venta de “falopa, armas, trata de blancas, quiniela clandestina”, entre otras cosas.

Más allá de la ironía y de la comicidad agria del dueño de General Ramos, hay un claro mensaje dirigido a las autoridades, evidenciando el crecimiento del comercio ilegal en Capitán Bermúdez, la ausencia de controles exhaustivos y la falta de compromiso de sus autoridades para acabar con el delito.

Comentarios