6 Cosas Que Te Pasan Cuando Compartís Habitación Con Tu Hermano

A todos nos gusta tener nuestra privacidad y espacio propio en nuestras casas y ese lugar es nuestro cuarto

Pero a veces a papá y mamá no se les ocurre otra mejor idea que traer otro hermano y nos vemos forzados a compartir habitación con otro miembro de la familia.

Si este es tu caso, te sentirás identificado con estas situaciones.

 

1. Las peleas por el control remoto y la luz!

televiisor-diivan-tv-72055275

Ahh, las eternas peleas por qué cosa se va a ver en la tele, “anoche elegiste vos” “si pero hoy estudié todo el día y vos miraste tele toda la tarde” “pero igual anoche elegiste vos hoy me toca a mi”

Y qué feo es acostarnos y darnos cuenta que dejamos la luz prendida, sobre todo en invierno cuando nos da frío levantarnos. Cuando compartís habitación las probabilidades de que ésto suceda se multiplican, y además el 99% de las veces la persona que las dejó prendidas no se hace cargo y es uno quién tiene que levantarse a apagarlas.

 

2. El desorden es compartido

Desorden
Acá no se trata de decidir ordenar un día y tener que mantenerlo el mayor tiempo posible, que ya es bastante difícil, sino que otro tiene que mantenerlo también.
¿Cuántas veces ha pasado de ordenar la habitación y que luego tu hermano/a deje comida sobre el escritorio, o en caso de ser menor, juguetes en el piso?Frustrante, sobre todo cuando tu mamá se enoja con los dos por el desorden de uno solo.

 

3. Te tenés que bancar el estilo de tu hermano/a

Probablemente vos y tu hermano/a tengan diferentes estilos, sobre todo si son de sexos opuestos, esto implica que, en el caso de ser mujer, entres en tu habitación y te encuentres con pelotas de fútbol o un acolchado de los avengers, y el caso contrario, que llegues a tu habitación y haya maquillaje o posters de crepúsculo.

 

4. Todo es de todos

¿Cuántas veces nos habrá pasado de no dormir una noche en casa y que al siguiente día tu almohada haya sido secuestrada por la otra persona de la habitación?

Básicamente el respeto de lo que es de cada uno no existe, o existe solo cuando es conveniente que exista.

5. La privacidad es inexistente

127737_subitem_full
Ya no existe, vas a depender de que tu hermano/a no esté para poder estar tranquilo, incluso vestirse después de bañarse es una tortura, porque o le pedís que se vaya del cuarto o te tenes que vestir en otro lado.

6. Los horarios de tus hermanos no son los mismos que los tuyos

Si compartís habitación con alguien van a tener diferentes horarios si o si, ya sea por las clases, el trabajo, los estudios, las salidas, van a ocasionar enfrentamientos.
La persona que se levante primero va a molestar, ya sea con la luz, con la tele, con el ruido, dejando la puerta abierta, lo que sea, e incluso parecerá que lo hace a propósito.

Comentarios