¿Sabías que el Conjuro 2 está basado en hechos reales? Lee la historia completa

El aterrador caso real que inspiró la película el “Conjuro 2”

A muchas personas les gustan las películas de terror y realmente no se asustan o no sienten miedo… pero si al principio o al final dice “Basada en hechos reales”, es imposible no sentir un escalofrío que recorre todo el cuerpo. En especial cuando se trata de demonios, posesiones y exorcismos, como las películas de “El Conjuro”, las cuales cuentan historias reales de familias que vivieron todo un infierno.

 

La primera película narró las terribles experiencias de la familia Perron, en 1971, en su casa en Rhode Island. Pero la segunda se trata del caso de Enfield, el cual tuvo lugar en Londres, desde 1977 hasta 1979. Esta aterradora historia corresponde a la vida real de Peggy Hodgson y sus cuatro hijos. Ambos casos fueron llevados por Ed (demonólogo) y Lorraine Warren (clarividente y médium), esta pareja de esposos eran especialistas paranormales de Estados Unidos.

Según el Daily Mail británico, el caso de Margaret y su familia tuvo a toda la nación “hechizada”.

Todo inició el 30 de agosto de 1977 en casa de la familia. Margaret tenía 13 años, Janet 11, Johnny 10 y Billy 7. Ellos vivían con su madre en la calle Green Street del barrio de Enfield. Las camas empezaron a temblar, escuchaban golpes en las puertas, los muebles de las niñas se movían y se escuchaban ruidos extraños. Llamaron a la policía, quienes fueron testigos de cómo una silla se deslizaba completamente sola. Pero sin poder recibir ayuda, Margaret decidió llamar al periódico The Daily Mirror.

c213

La familia fue visitada por un fotógrafo, un redactor y un reportero. Luego de unas horas de espera, vieron como una pieza de Lego volaba, hasta golpear la frente del fotógrafo. Al revelar el carrete, notaron “un agujero” en la imagen y llamaron a la SPR (Sociedad para la Investigación Psíquica) quienes enviaron a los investigadores de casos paranormales Maurice Grosse y Guy Lyon Playfair.

c115

Casi todos los eventos paranormales ocurrían en presencia de Janet, así que muchas personas llegaron a pensar que se trataba de bromas pesadas por parte de la niña y su hermana Margaret, en especial porque cuando Playfair pasó la noche en la casa de la familia, no ocurrió ningún evento extraño. Pero cuando Peggy fue a dormir a la casa de un vecino, empezaron los “sucesos”.

“This House is Haunted: The True Story of a Poltergeist”, (1980) era el libro del investigador, quien señaló que sus dudas se debían a que Janet tenía una “mirada traviesa” y hablaba tan rápido que era muy difícil de entender. Pero después fue testigo de “incidentes que las niñas no podrían haber hecho”, así que de inmediato creyó que una poderosa presencia acechaba a la familia.

Luego la familia fue visitada por el fotógrafo Melvin Harris, quien colocó cámaras en el cuarto de las niñas y tomó una serie de imágenes. De allí surgió una de las fotografías más aterradoras y famosas del caso, ya que se observa a Janet “levitando”.

Melvin Harris dijo que se trataba de “un hábil ejercicio de gimnasia”, ya que la niña era una destacada deportista, pero Janet declaró hace 3 años, que en ese momento una fuerza la levantó de la cama y sintió las manos frías.

c312

 

Después de un tiempo, Janet empezó a hacer ruidos extraños, a veces sonaban como silbidos y otras como ladridos. Pero se convirtieron en palabras y conversaciones que tardaban hasta un par de horas. Era una voz fuerte y áspera que decía llamarse Bill Wilkins y aseguró haber muerto en esa casa hacía varios años debido a una hemorragia cerebral. Luego de investigar, descubrieron que efectivamente un hombre con ese nombre había muerto allí y de esa misma forma.

La fuerza de Janet al estar poseída era increíble y fue internada 6 semanas en un hospital psiquiátrico llamado Maudsley y se encontraba al sur de Londres. Allí varios especialistas le realizaron cualquier cantidad de exámenes físicos y mentales. Según ellos, la voz que emitía la niña era fácil de imitar, pero solo por un poco tiempo, ya que las cuerdas vocales se dañarían y se inflamarían. Además, aseguraron que no era ventrílocua.

Pero las largas conversaciones que mantenía la niña eran inexplicables, casi no movía los labios y decía cosas obscenas y extrañas. Incluso la voz lograba salir, cuando la niña tenía la boca llena de agua. Debido a esto, Playfair determinó que la entidad utilizaba a Janet para comunicarse y decidieron grabar la voz que emitía la niña y la presentaron en un programa a finales de los 70’s. Aquí puedes escuchar una de esas grabaciones:

 

 

Con info de http:// elclubdelospoetasmuertos.net/

 

 

 

Comentarios