El Kun Agüero causó indignación por una confesión que le hizo a su hijo

Un día después de haberlo excluido del festejo virtual de su cumpleaños, Sergio El Kun Agüero grabó una llamada con su hijo Benjamín, fruto de su ex relación con Gianinna Maradona. El futbolista lo hizo luego de que su ex mujer manifestara su descontento porque dejó afuera a su hijo de 11 años de la celebración virtual que realizó junto a su familia.

“Primero de junio. Día donde… ¿cómo lo puedo decir? Donde se caen las caretas”, dijo Gianinna en un video que publicó en Instagram Stories y que acompañó con el siguiente texto: “Reitero: ¡decí lo que quieras, igual sos lo que hacés y lo que no también! Te creía bastante piola, wachi… El sol no se tapa con la mano, ¿no?”.

Luego de la polémica que se generó, el futbolista realizó una transmisión en vivo por la plataforma de streaming Twitch y su hijo, que la estaba viendo desde su casa de Buenos Aires lo llamó por teléfono. Quien respondió fue su novia Sofía Calzetti, ya que él les hablaba a sus seguidores. “Ben, te paso con tu papá”, dijo la modelo, y le dio el celular a su pareja.

De inmediato, Agüero se excusó con su hijo por no haber leído el mensaje que el niño le envió por privado el día de su cumpleaños. “¿Qué pasa, loco? ¿Me estás viendo? Estaba leyendo porque yo no lo leí. Vi que era mucho y dije ‘mañana lo leo’ y hoy estaba comiendo”, le dice a su hijo de 11 años que estaba del otro lado del teléfono preguntándole a su padre por qué no le había respondido.

Y como si fuera poco, el futbolista dejo entrever que tampoco le atendió el teléfono. “Con razón me llamaste tantas veces. Para ver si yo te decía algo… Ayer a las 12 (por su cumpleaños), pero hoy me llamaste varias veces también. Me llamabas por el mensaje. Alto mensaje tiraste, perrito malvado”.

Luego la conversación pasó a un plano más banal y el Kun le preguntó a su hijo cuál era su usuario de Twitch para decirlo durante la transmisión y que le aumentara la cantidad de seguidores. Y decidió poner en altavoz para que se escuchara en vivo la palabra de Benjamín. Le consultó sobre sus juegos favoritos, le contó los regalos que recibió y le habló de las galletitas que su novia mandó a hacer para el festejo de su cumpleaños. “No las vi”, atinó a responder su hijo, que estaba concentrado en la aplicación en la que estaba conectado.

Comentarios