Le negaron un mate por no poner para la yerba

Belén Giménez es docente de secundaria en Paraná, Entre Ríos, y contó en sus las redes sociales -y que luego se hizo viral- una situación incómoda que vivió con pares en una sala de profesores: le negaron el mate porque no pudo poner dinero para la yerba.

“Me negaron un mate en la sala de profesores de una escuela, un mate que no preparé (porque sé cómo es la cuestión de la ‘colaboración’ para cosas de uso común y como no puedo seguir colaborando, siempre me llevo hasta el papel higiénico) pero un colega que lo preparó, me convidó y me lo dejó cuando se retiró del lugar“, comenzó Belén.

Luego agregó: “Me lo negaron, me cerraron el pico del termo y me lo sacaron porque yo no colaboro con la yerba (no es necesario aclarar que esa yerba iba derecho al tacho de basura porque ya estaba usada y todos debíamos entrar a clases. Perdón por tomar algo usado)”.

“No solo sé que soy pobre sino que me lo refregaron en la cara, me sentenciaron a no tener derecho a un mate porque no pongo plata”, indicó.

En otro tramo explicó su situación: “Soy pobre, sí, siempre lo fui, mi familia lo es, siempre viviendo con lo justo y necesario para sobrevivir porque eso no es vivir. Y así pasan los años. Estudio y trabajo”.

Sus alumnas se percataron de lo sucedido y tuvieron una increible reacción con su docente

“Esa bella profesora es nuestra docente de Lengua, de la cual aprendemos todos los días no solo la materia sino también cómo ser mejores personas”, contó una estudiante de Belén.

“Verla entrar al aula llorando nos partió el alma. Nunca había conocido a una docente tan humilde y con un corazón tan puro como el de Belén”, publicó en Facebook María Dobler.

“No nos quedamos de brazos cruzados y en un grupo de WhatsApp organizamos todos los del curso hacerle una pequeña muestra de cariño. Con lo que teníamos en nuestras casas y con la cooperación de todas hicimos un mini picnic en el aula llevando comida y mate para compartir con la profe”, relató.

“Su reacción fue lo que nos llenó el corazón de felicidad. Con lágrimas en los ojos nos dijo: ‘Gracias, en verdad muchas gracias, nunca me voy a olvidar de este día, la juventud no está perdida y ustedes me lo demostraron, ustedes son el futuro'”.

Comentarios