Y el premio al más tonto va para…: Entró a robar, se disparó él mismo y murió

Luego de asaltar a mano armada un polirubro, el delincuente guardó el revólver en su pantalón y se provocó una herida fatal

Un delincuente terminó muerto por una bala que salió de su propia arma. Todo ocurrió cuando luego de robar la recaudación de un kiosko y amenazar a un cliente, el delincuente se preparaba para escapar. Fue en ese momento que intentó guardar su revolver en el pantalón y terminó disparandose a sí mismo.

Luego de esta sopresiva situación, se ve como el delincuente se retira rengueando hasta su moto que estaba estacionada en la puerta del negocio que acababa de asaltar.

Poco después, según informó el personal de la Comisaría 2da., efectivos de la fuerza interceptaron al ladrón a las pocas cuadras. Según el informe policial, “se desplazaba en un motocicleta color rojo, sin dominio colocado. Portaba un revolver calibre 38L especial, con cinco cartuchos colocados y un vaina servida. El sujeto presentaba una herida con mucha pérdida de sangre a la altura de la ingle, del lado izquierdo, por lo fue trasladado al hospital Padilla”.

El mismo informe agrega que el sujeto había asaltado primero a una mujer en la calle, luego habría entrado a robar a un drugstore de Jujuy y General Paz y, finalmente, en el local de Jujuy y Lavalle, donde terminó herido. Según las autoridades del hospital, como la herida afectó una arteria en su ingle, había perdido mucha sangre en poco tiempo y no pudieron salvarlo.

Comentarios