Una gaseosa en mal estado arruinó su fernet y ahora pide una indemnización

El insólito hecho ocurrió en la localidad cordobesa de Pozo del Molle.

El cliente se presentó ante la Auditoría para denunciar a la almacenera que le habría vendido una gaseosa que no estaba en condiciones de ser consumida y le arruinó el trago.

El joven indicó que la gaseosa de dos litros no estaba en condiciones aptas para ser consumida y que le arruinó el resto de la bebida que había preparado en una jarra para festejar con amigos.

Enojado por la situación, el denunciante se presentó en la Auditoría de Villa María para requerir asesoramiento legal, ya que la almacenera no le reconoció que la gaseosa haya estado en mal estado.

“El caso que se nos presentó es por lo demás insólito”, opinó Alicia Peressutti, titular de la Auditoría de Villa María, quienes se comunicaron con la almacenera y la convencieron de reponerle el fernet y la gaseosa al cliente.

Comentarios