La ex oficial de la Bonaerense detenida por robos millonarios que soñaba ser como Sol Pérez

Johana Gaujan, la ex policía bonaerense que ahora quedó detenida por integrar una banda que hacía entraderas en La Plata.

Amante de los perros y fanática de su cuerpo, Johana Gaujan había tenido un fugaz paso por la Policía bonaerense. Ingresó a la fuerza en 2015 y en poco tiempo fue exonerada, acusada de robar autos en sus días de franco.

Ahora la ex agente quedó detenida por integrar una banda que cometía entraderas utilizando tecnología de última generación: para espiar marcar a sus víctimas utilizaban un dron.

Según fuentes de la investigación, la mujer utilizaba el dinero de los robos para someterse a cirugías estéticas para modificar su apariencia. Entre ellas aumentarse el tamaño de su busto. Además, sumó algunos tatuajes e hizo viajes que mostraba en sus redes sociales, lo que llamó aun más la atención de los investigadores.

Todo se descubrió a partir de la denuncia de un ciudadano de nacionalidad japonesa, de 81 años, quien a las cuatro de la madrugada del 21 de abril pasado fue asaltado por cuatro ladrones en su casa.

Cuando la mujer se levantó para ir al baño, situado en la parte externa de la propiedad, los delincuentes la amenazaron con armas de fuego y cuchillos. Tras robarles todo lo que pudieron, escaparon en el auto del dueño de casa. El dato clave lo aportaría este hombre: días antes había visto sobrevolar un dron mientras se encontraba en su domicilio.

Tras comparar con otras denuncias, se constató que a otros vecinos les había pasado lo mismo: habían visto o sentido el sonido de un dron sobrevolando sus propiedades y días después fueron asaltados.

El dron les daba a los delincuentes información valiosa: el movimiento en las casas y la cantidad de personas que había.

Luego de reunir las pruebas, se realizaron siete allanamientos en Florencio Varela y Berazategui donde se concretaron las tres detenciones: Gaujan, un hombre de 56 años y un joven de 19.

Además, secuestraron un chaleco antibalas, una pistola recortada, gran cantidad de precintos plásticos, indumentaria de policía con escudos, tres revólveres calibre 32 con municiones, una arma tumbera, más de $ 400.000 pesos y capuchas de lana más otras confeccionadas con medias de lycra.

Comentarios