El accidente doméstico que dejó ciego a un ex Chiquititas

Diego Mesaglio reveló cómo fue el accidente ayer en la pantalla de Telefé:

Diego Mesaglio, recordado principalmente por sus papeles de chico rudo en “Chiquititas”, “Verano del ’98” y “Rebelde Way” y más recientemente en un Gallo Para Esculapio, estuvo como invitado en PH Podemos hablar y conmovió a todos con su triste relato: “Pasé por operaciones y todo lo que se tenía que hacer, pero cada vez veía menos”.

El actor, quien actualemente tiene 35 años, contó a los invitados de PH y a los televidentes que hace cuatro años sufrió un terrible accidente doméstico, el cual le costó la visión de su ojo izquierdo. El hecho sucedió cuando colocó una botella de alcohol en la repisa de su baño y, sin querer, se le cayó en su rostro.

Tras asistir al médico, todo empeoró y el actor denuncia que hubo mala praxis:

“No me lavaron bien. Me echaron anestesia y el médico me dio el tarrito con más anestesia y me dijo las palabras mágicas: ‘Cuando te duela, ponete'”, expresó en “Podemos Hablar”.

Durante aquella noche, y debido al intenso dolor, Diego vació todo el contenido de las gotas en su ojo y luego, se enteró que lo correcto era aplicarse una cada 12 horas, pero ya su córnea estaba dañada.

“Automáticamente comencé a recorrer médicos. En el Hospital de Clínicas, donde estoy haciendo actualmente el tratamiento, hicieron de todo para recuperar el ojo, operaciones, todo lo que se tenía que hacer, y cada vez veía menos. O sea, a partir de que se me cayó el alcohol nunca tuve una visión clara”, recordó el artista luego de manifestar que se sometió a siete operaciones.

Y contó que en medio de ese mal momento se contagió un virus que complicó aún más todo: “Está dentro de las 17 peores infecciones que puede tener el ser humano porque va del ojo a la cabeza en horas. Así que automáticamente se dejó el tema de la visión para matar la infección, que duró seis meses, y durante dos meses estuve poniéndome gotas cada 15 minutos durante las 24 horas. O sea que lo máximo que podía dormir eran 14 minutos”.

“Llegué a estar cinco días sin dormir por el ardor y el dolor. Después fue la última operación, que duró tres horas y media. Me hicieron un trasplante de urgencia, pero se rechazó debido a esta infección”, manifestó Mesaglio. Y agregó con precisión: “Ahí sentí algo, una presión en el pecho, sentía un elefante en el pecho y no podía pararme, nada. Estaba acostado en una camilla”.

Perdí la visión, no perdí el ojo. Lo blanco que tengo es un parche de prevención porque está agujereada la córnea, estoy en lista de espera. Ahora soy alérgico a la anestesia, así que en cada operación empiezo con corticoides”, concluyó el actor.

Mira el momento acá:

Comentarios